Licitud de la toma de temperatura a los trabajadores en la crisis del covid 19

licitud toma temperatura covid19

Licitud de la toma de temperatura a los trabajadores en la crisis del covid 19

Se dice que la toma de temperatura de los trabajadores choca con la legislación en Protección de datos, YO NO ESTOY DE ACUERDO.

Tomar la temperatura es tratar un dato de salud

1º.- Si queremos tratar datos de salud, el consentimiento de la persona lo legitima, pero siendo este la causa mas potente para tratar datos, no la única. Para este caso concreto, hay una causa poderosísima: La necesidad en base a un «Interés Público esencial»La salud pública está catalogada por el RGPD como interés público. El adjetivo “esencial” significa relevante para el conjunto de la sociedad.

La Agencia Española de Protección de datos en su informe sobre los tratamientos de datos en relación con el COVID-19 de 12 de marzo de 2020 ha equiparado el interés público en el ámbito de la salud púbica al interés público esencial. 

2º.- El tratamiento de datos de salud tiene otra causa de licitud : la necesidad para fines de medicina preventiva o laboral , si hay una ley que lo legitima. En España, tenemos la normativa en Prevención de riesgos laborales, en armonía con la normativa de Protección de datos.

Cuando la vigilancia de la salud es voluntaria, es el consentimiento del trabajador el que legitima el tratamiento de sus datos de salud. Pero hay casos en que ésta es obligatoria por ley. Por ejemplo: cuando es imprescindible realizar reconocimientos médicos a un trabajador para verificar si su estado de salud puede ser un peligro para sí mismo y/o para los demás o para otras personas relacionadas con la empresa.

El empresario puede por tanto hacer pruebas de salud legítimamente, y eso si, prestar las garantías adecuadas de confidencialidad.

3º.- Por ultimo, hay que recordar que en un Estado de Derecho, nada es absoluto. Los límites a nuestros derechos están marcados por los derechos de otros. Yo puedo disfrutar de mis derechos hasta el punto en que mi disfrute ponga en riesgo los derechos de los demás. El RGPD , como no podría ser de otra forma y en su inmensa coherencia con el resto del ordenamiento jurídico, aclara que: Los principios, normas y derechos están LIMITADOS en base a objetivos superiores que deberán ser salvaguardados. Por tanto, una norma jurídica puede establecer medidas restrictivas a nuestros derechos si estas son necesarias y proporcionadas en una sociedad democrática. Estas medidas respetarán siempre los derechos y libertades fundamentales de las personas, y se establecerán garantías para evitar accesos o transferencias abusivas.

CONCLUSIÓN. Tanto si me gusta como si no, me dejaré tomar la temperatura si quiero acceder a mi puesto de trabajo. PRIMERO por que hay un interés publico esencial de salud pública. SEGUNDO, porque puedo poner en riesgo la salud de los demás trabajadores. Y TERCERO, por que no solo hay una necesidad entendible , sino que la medida es proporcional y no constituye un acceso abusivo que vaya a quebrar los pilares de nuestra Democracia.